Mujeres marroquíes y gitanas de la Cañada reflexionan sobre las necesidades el barrio

Las mujeres que participan en el proyecto Escuela de Convivencia de la Cañada Real Galiana han celebrado su habitual desayuno intercultural. Se trata de un espacio de reflexión conjunto entre las mujeres marroquíes y gitanas que asisten a los programas socioeducativos que Asociación El Fanal lleva a cabo en la zona.

El objetivo de este encuentro es promover la interculturalidad y el respecto a la diversidad. Las participantes parten de un encuentro entre iguales, lejos de estereotipos culturales y raciales, para entre todas poder reflexionar y dialogar acerca de las necesidades del barrio.

Las mujeres han debatido sobre las mejoras en las instalaciones de la Cañada, así como de las demandas de las familias; y también han tratado sobre asuntos relacionados con la promoción de la educación y la igualdad de las y los vecinos.

De Escuela de Convivencia, y a partir de estos desayunos, es de donde ha partido el Servicio Comunitario que dio comienzos a principios de año. Se trata de una iniciativa impulsada por las propias participantes del proyecto, quienes de manera voluntaria están colaborando para atender las necesidades de las familias de la Cañada. Y han atendido a alrededor de 70 familias ofreciéndoles comida, alimentos, material escolar etc… que han conseguido de donaciones.

Recordemos que Escuela de Convivencia cuenta con la colaboración de la Caixa.

 

Artículos similares: