ARACNÉ

DSCN0241
IMG_2324
DSCN0246

Con Aracné se da continuidad al trabajo de la Red Artemisa iniciado en 2006 para la Promoción de la Comunidad Gitana y su inclusión activa.

Su objetivo es mantener un grupo de Mediadoras Interculturales  gitanas, que apoyen nuestros proyectos y faciliten la inclusión y la promoción de los participantes gitanos a los que atendemos.

La Mediadora, es para la Red Artemisa, un puntal importantísimo para concretar acciones que mejoren y faciliten la inclusión de grupos de etnia gitana en vulnerabilidad social. Conocedora de los propios resortes que mueven a  esta comunidad, a sus costumbres y “leyes”, nos aproxima al colectivo y al entendimiento, se da en dos direcciones, lo cual es muy interesante para conseguir mejoras y disminuir desigualdades.

La Mediadora puede conseguir que la escolarización y el éxito escolar de los menores gitanos, cuente con la ayuda de la familia, que el menor continúe en el colegio, que vean en la cultura mayoritaria  algo positivo y que favorece el futuro de sus hijos e hijas. Trabajan en las Escuela e Institutos y se ha conseguido que el intercambio de ideas entre padres y profesores sea más fluido y se entiendan mejor y en positivo

También es principal su figura para la Participación vecinal, que formen parte del barrio, que la convivencia sea un vehículo  para el conocimiento y la tolerancia, la aceptación, etc., 

El proyecto tiene como uno de sus ejes la Salud, y en este aspecto creemos que se han conseguido los objetivos  y se han multiplicado, y en esto las Mediadoras  han sido agentes de cambio importantes, podemos decir que todas las mujeres que han pasado por nuestros proyectos han tenido revisiones ginecológicas y han regularizado sus visitas al medico, vacunaciones, pediatras, habiendo disminuido las visitas en urgencias

Como eje transversal de nuestros proyectos y programas tenemos la Igualdad, y en este terreno estamos consiguiendo valores nuevos en las mujeres y en hombres, se observa  mayor colaboración en la educación de los hijos/as, en la administración doméstica, en la manera de tratar los problemas, como resolver conflictos, disminuyendo disputas domesticas y  los malos tratos.

  • En el último año se ha duplicado el número de participantes, que ha pasado de unos 600 a más de 1.200 personas.
  • En este tiempo la figura del mediador y la mediadora se ha hecho imprescindible. Hay más demanda de mediadores por parte de los Servicios Sociales municipales, centros de salud, colegios etc, y hay más mediadores formados.
  • Los ámbitos de intervención en los que se trabaja también han experimentado un gran crecimiento, ya que se han ido expandiendo: se ha ampliado el ámbito geográfico a otros distritos de Madrid. Ampliamos  el número de centros escolares donde se trabaja así como el número de centros de salud.